Pócima de los sueños

Cuando dormimos, nuestra mente entra en un estado transitorio de inconsciencia. Aquí es donde entrenan los anhelos y deseos inconclusos de la realidad. Los sueños nos muestran mundos alternos donde prácticamente cualquier cosa es posible por inverosímil que parezca.

Existen sueños buenos, malos y otros premonitorios. Al respecto no todos son agradables y muchas veces nos vemos asaltados nocturnamente por ideas perturbadoras que dejan un mal sabor de boca al despertar, aquí un hechizo para contrarrestar tales pensamientos. Más pócimas en la web de las videntes buenas.

Qué necesitas

Necesitamos básicamente dos ingredientes, por un lado unas cuantas hojas de la hierba der romero. Además de ser muy apreciada en la cocina como ingrediente de salsas y otros platillos, se sabe desde hace siglos de sus cualidades místicas para la sanación espiritual.

También necesitamos un frasco de esencia de Lavanda. Esta planta y su particular aroma es un tranquilizante y relajante natural que fácilmente puede hacer que cualquiera se sienta de mejor humor y ánimo. En este caso necesitamos ese efecto de paz y serenidad para nuestra mente.

Cómo se hace

Este ritual es muy sencillo de realizar, basta con que coloques el romero y la esencia de lavanda bajo tu almohada todas las noches. Deja que sus aromas se mezclen y traspasen la ropa hasta llegar a tus fosas nasales.

Una vez recostado di la siguiente plegaria: “Buenos sueños tendré y libre de pesadillas estaré”. Concéntrate entonces en esta oración y llena tu cerebro de ideas positivas para descansar y estar tranquilo y sin sueños negativos.