emperatriz-tarot

El arcano de La Emperatriz es el espejo de la madre Tierra o Pachamama, el Anima, el germen femenino, Demeter, y la divinidad de la fertilidad. Controlado por Venus, el planeta del amor, la inventiva, la fertilidad, el arte, la esencia creativa, el lujo, la hermosura y la gracilidad.

 

El aspecto principal de este naipe cuando aparece en una tirada de cartas es justamente la Emperatriz, una señora plena de figuras con el cabello dorado y una aureola de paz y tranquilidad a su alrededor. En la cabeza lleva una tiara de estrellas, que muestra su enlace con el territorio místico de ángeles y hadas. Ataviada con una toga con dibujos de granadas, expresión de la fecundidad y sentada sobre lujosa gama de cojines, uno de ellos de terciopelo rojo con el símbolo de Venus dibujado en él.

 

El arcano de La Emperatriz está rodeado por un precioso bosque, frondoso, con un río que lo atraviesa, lo que prueba la conexión emocional de La Emperatriz con la Madre Tierra y la vida. Ella se alimenta de la paz de los árboles y los ríos y se remoza por la fuerza de la naturaleza. En la carta, podemos ver brotes de trigo de color oro surgir de la tierra, lo que expresa la abundancia de una cosecha reciente.

 

La Emperatriz significa una profunda conectividad con nuestra femineidad. La femineidad se traduce en muchos aspectos: la belleza, la sensualidad, la fecundidad, la interpretación creativa, la maternidad y es preciso en la generación del equilibrio, tanto en hombres como en mujeres. La Emperatriz le pide que conecte con su energía femenina. Cree belleza en su vida. Contacte con su sensualidad a través del gusto, tacto, oído, olfato y vista. Use estos sentidos para experimentar placer y satisfacción profunda. Disfrute de un día de spa, aprender a dar masajes, gozar de una experiencia gastronómica, o sencillamente pasar más tiempo con su pareja. Descubra nuevas formas de expresarse creativamente, ya sea por medio de la pintura, la música, el teatro, o bien otras formas de arte. Este puede ser el momento idóneo para tomar un nuevo hobby que le permita tener acceso a esa parte de sí.